Un Chiste


Una estudiante entra a la oficina de su maestro antes chequeando si no había nadie en el pasillo, y cierra la puerta. Profesor, yo haría cualquier cosa por pasar esta clase. El maestro levanta la mirada desde su escritorio y la queda mirando. Ella se le acerca seductivamente y le dice:

- Quiero decir, que haría cualquier cosa...

El le pregunta:

- ¿Cualquier cosa?

- ¡Cualquier cosa!

- ¿Cualquier cosa?

Ella se le acerca más y contesta de nuevo:

-¡Cualquier cosa!

El acerca su rostro al de ella, y le susurra en el oído:

-Podrías, ¿Estudiar?


Gracias a: j.diego
Categoría: SEXO
Opina sobre este chiste: