Un Chiste
Una madre orgullosa y contenta con su hijo que jugaba beisbol, le gritaba:'¡Batea Coné! ¡Corre Coné! ¡Lanza Coné!'Llenas de curiosidad, las amigas fanáticas le preguntaron que de donde salió el nombre de su hijo.Ella les explicó que al inscribirlo al registro demográfico el funcionario a cargo se resistió a inscribirlo Iduardo, como ella quería.Cada vez que ella le decía que se llamaria Iduardo, él le contestaba: ¡Coné, Coné, Coné!

Cita de Loschistes.com





Gracias a: j.diego
Categoría: MALOS
Opina sobre este chiste: