Refranes con la R

Ratones, arriba, que todo lo blanco no es harina.